INTEL: VALORACIÓN TRAS COMPRAR SMART EDGE

18 Nov 2019 | Corporate Finance España / Finanzas Corporativas, Valoración de empresas

Intel, compañía norteamericana dedicada a la fabricación de circuitos integrados, ha sido muy activa en el mundo del corporate finance en el último año, llevando a cabo diferentes adquisiciones.

Analizamos la última de ellas, la compra de Smart Edge por $27M.

CONOCIENDO A INTEL

Intel, fundada en 1968 por Gordon E. Moore y Robert Noyce, se centró inicialmente en la fabricación de memorias.

Pero tan sólo tres años después, fabricó el primer microprocesador de simple chip comercializado en la historia de la computación.

Lo hizo como encargo de una empresa japonesa que planeaba lanzar una nueva calculadora el mercado.

Comprobando el éxito que tuvo y la capacidad que poseía de realizar 60.000 operaciones por segundo, se adentró de lleno en el campo de los microprocesadores.

Poco después lanzó al mercado una versión mejorada con el doble de capacidad, mayor memoria y velocidad.

Este microprocesador, llamado Intel 8008, se empezó a incorporar a los aparatos de gasolineras, aeropuertos, máquinas tragaperras…

Este sería el inicio de la fuerte posición de liderazgo que actualmente posee Intel en esta industria y que ha sido capaz de mantener a lo largo de todos estos años.

Colaborador en la fabricación del primer PC por parte de IBM o en el diseño del puerto USB, la influencia que Intel ha tenido en el sector de la informática es indudable.

VARIAS LÍNEAS DE NEGOCIO

Adaptándose a los recientes cambios y tendencias en el sector digital, sus líneas de negocio actualmente son las siguientes:

  • Client Computing Group: dedicada a la fabricación de los componentes utilizados en notebooks, tablets, smartphones y todo tipo de ordenadores tanto personales como de uso profesional.
  • Data Center Group: centrada en los sistemas y componentes para datacenters, que incluye desde componentes concretos hasta servidores completos.
  • Internet of Things Group: línea que trata de explotar y lograr la correcta conectividad de los dispositivos en el llamado internet de las cosas.
  • Non-Volatile Memory Solutions: volviendo a sus orígenes, Intel está apostando por los soportes de estado sólido de memoria no volátil.
  • Intel Security Group: proporciona soluciones de seguridad tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.

Así, el modelo de negocio de la compañía se basa en lograr ser el proveedor principal para el mundo internet, dejando a un lado el enfoque prácticamente exclusivo con el que contaba en los componentes.

Para poder lograrlo parte de su estrategia, se ha basado en realizar adquisiciones en el sector.

Ya tiene más de 7 operaciones a sus espaldas desde julio de 2018.

LA ADQUISICIÓN DE SMART EDGE

Recientemente, se anunciaba el acuerdo por el que Intel adquiría la plataforma de edge computing Smart Edge, por una cantidad que rondará los $27M.

De esta manera, se manifiesta la apuesta que Intel está llevando a cabo por liderar el sector tecnológico en todas sus ramas.

Con este caso concreto, aumenta la capacidad de la compañía para abordar la transformación de la red 5G, con una posición de liderazgo en el edge computing.

Smart Edge se define como una plataforma segura, escalable y cloud nativa para computación perimetral de acceso múltiple.

Las empresas y los proveedores de servicios de comunicaciones pueden, de este modo, habilitar y proporcionar servicios en la nube más cercanos a sus clientes.

En resumen, Intel aprovecha esta oportunidad para expandir su modelo de negocio más allá de sus dos principales líneas de negocio, Client Computing Group y Data Center Group. También para adentrarse en el mundo de las redes 5G.

VALORACIÓN DE INTEL

Debido a la gran apuesta que está llevando a cabo Intel para liderar el sector tecnológico, y las numerosas adquisiciones que ha realizado en el último año, analizamos y valoramos a continuación su situación económico-financiera.

ANÁLISIS FINANCIERO

Las ventas de Intel muestran un buen crecimiento en los últimos años, principalmente debido al incremento en ventas de su línea de negocio Data Center Group.

Sin embargo, refleja importantes preocupaciones en el aumento de las mismas en los próximos años.

Los márgenes también continúan manteniendo un buen nivel y podrán incrementarse en los próximos años, debido a la fuerte inversión que Intel está llevando a cabo en el desarrollo de la tecnología de distintos tipos de nanómetros.

Esto mantiene el margen bruto de la compañía en torno al 57-60%.

En términos de balance, las partidas crecen acordes al crecimiento de las ventas sin que destaque ninguna cuenta en concreto.

Esto demuestra una fuerte y sólida situación patrimonial de la empresa.

COTIZACIÓN Y MÚLTIPLOS

Los múltiplos de Intel, en concreto el PER, es uno de los más bajos del sector y de sus comparables.

En mínimos de hace 6 años, estos múltiplos reflejan el escepticismo con el que los inversores ven las perspectivas de ventas para los próximos años.

Intel necesita ser capaz de demostrar una buena implementación y ejecución de los productos y líneas de negocios que está diseñando y planeando acometer, así como reducir los costes para poder ganar de nuevo la confianza de los inversores y obtener mejores valoraciones.

La cotización de Intel muestra un fuerte crecimiento desde 2014, pero importantes oscilaciones en el último año.

La revalorización del precio en lo que transcurre de año parece indicar que el mercado empieza a ver con buenos ojos el futuro y las previsiones de la compañía.

Una situación dada gracias a los buenos resultados que ha presentado, al superar con un amplio margen las expectativas que los analistas tenían.

Si Intel logra continuar con esta buena tendencia y sigue creciendo más allá de las pobres previsiones que le otorgan los analistas, debería ser capaz de experimentar una fuerte revalorización que le sitúe en los múltiplos de sus comparables.

Otros post que te pueden interesar