¿Tiene Salesforce una buena valoración a futuro?

7 Feb 2019 | Corporate Finance España, Valoración de empresas

El mercado del software de CRM está en auge, y todavía más el modelo de negocio basado en ofrecer este servicio en la nube, pudiendo acceder desde cualquier localización al servicio.

Desde el 2014 el crecimiento anual del sector viene siendo del 23% anual. ¿Seguirá siendo este crecimiento viable en el futuro, cómo afecta este crecimiento al mayor player de la industria? Para comprobarlo hemos decidido hacer una valoración en detalle de la empresa Salesforce.

¿BUSCAS ASESORAMIENTO EN CORPORATE FINANCE?

Ponte en contacto con nuestros expertos.

Análisis Financiero

Desde nuestra especialización en valoración de empresas, hemos resumido los aspectos financieros más importantes de Salesforce para poder analizar en los últimos años la proyección que han tenido y como ha ido evolucionando la empresa líder en Cloud CRM a nivel mundial.

Lo que más llama la atención es la poca eficiencia que tiene la empresa para poder generar caja. El ratio de EBITDA/Ventas es muy reducido, esto es debido al gran coste (casi un 40% de los ingresos) que la empresa invierte en marketing y promoción de ventas y al desarrollo de I+D que se lleva otro 15% de los ingresos totales.

Es por ello que, aunque el EBITDA parezca relativamente pequeño, se debe en gran parte al esfuerzo de la empresa para mantener un ritmo alto de crecimiento y seguir ofreciendo servicios innovadores a los clientes.

Con solo hacer una simple mirada se puede observar el gran crecimiento en activo fijo del año 2017, el cual se debe al gran número de compra de empresas y el importe de estas que realizó tanto para incrementar la funcionalidad de la compañía, aumentar las líneas de negocio y para adquirir talento externo que fomente la innovación dentro de la propia empresa.

Para llevar a cabo esas operaciones, tuvo que endeudarse, llevar a cabo una ampliación de capital y reducir la tesorería disponible que disponía la empresa. Desde entonces, esta situación en 2017 se empezó a revertir, reduciendo la deuda financiera neta de la compañía y centrándose en mantener una política de adquisiciones de empresas de pequeño y medio tamaño. Esta política ha vuelto a cambiar en 2018 con las adquisiciones de MuleSoft y Datorama, empresas centradas en la conectividad y la inteligencia artificial.

El total de ventas ha conseguido crecer de manera muy similar a los incrementos en el activo fijo en el que lo soportan, si bien en 2017, este crecimiento no fue acorde.

En términos de facturación, podemos ver como los ingresos de suscripción y soporte siguen siendo los principales de la compañía, con un crecimiento acorde en el volumen de servicios profesionales. Es importante mencionar como las expectativas marcadas por el CEO de la compañía son muy elevadas, queriendo doblar su facturación actual para el 2022, intentando mejorar la eficiencia en la generación de caja en un 20%.

De manera positiva se puede ver que ha habido una reducción del fondo de maniobra operativo, lo cual ha permitido a Salesforce disponer de una mayor cantidad de tesorería disponible con la que ha ido repagando parte de la deuda, siendo posible que estos excesos de tesorería vuelvan a ser usados para nuevas adquisiciones en un futuro cercano.

Fijándonos en el ROE podemos ver que es muy reducido, debido al tamaño de los fondos propios de la compañía y al bajo margen bruto. Aun así, reseñar que desde 2016 ha conseguido ponerse en beneficios, siendo la cifra de 2017 tan abultada debido a deducciones fiscales obtenidas en años anteriores y aplicadas en ese ejercicio.

Cotización

Respecto a la cotización de Salesforce ha ido creciendo de manera muy uniforme, de manera muy similar al crecimiento en ingresos y al número de suscriptores, fuente de ingresos principal. El crecimiento de la cotización es también debido a la fidelidad de los clientes de Salesforce, los cuales tienden a mantener largos vínculos con la compañía, significando que un aumento en los suscriptores, casi garantiza un crecimiento prolongado en el futuro, es decir, los ingresos son muy recurrentes.

Este vínculo a largo plazo es consecuencia de una posición dominante en el sector. Debido a la necesidad de disponer un tamaño elevado para poder competir de manera realista, varios de los competidores no están capacitados a ofrecer un precio competitivo que incluya todos los servicios que Salesforce ofrece, o no tienen el margen suficiente para seguir invirtiendo en I+D. Ello hace que Salesforce sea un competidor que a nivel global dispone de pocos competidores reales, empujando de este modo la cotización de la empresa y su valoración.

Actualmente los EPS de la empresa se sitúan en $0,18 por acción, una cifra muy pequeña teniendo en cuenta el precio al que cotiza la empresa, este podría ser el mayor reto de la compañía a medio plazo, el no ser capaz de mejorar la eficiencia de la compañía por mucho que siga creciendo en tamaño y facturación, lo cual significaría que al no cubrir con el coste de capital de la compañía el precio de las acciones tendería a reducirse.

 

Conclusión

El crecimiento de Salesforce en los próximos años parece innegable dentro del sector del cloud CRM. Con las nuevas adquisiciones la empresa intenta crecer y adentrarse en otros sectores de alto crecimiento y dar nuevas aplicaciones a la gestión de todos los datos que obtiene con su actividad principal.

Además, debido a la recurrencia de los ingresos del negocio se puede presuponer que la estabilidad de la empresa va a ser una gran baza para mantener sus ingresos actuales y posiblemente su cotización en el corto plazo. Un mayor crecimiento podría suponer en el futuro una mayor eficiencia y la posibilidad de que los ingresos crezcan más que los costes en marketing, debido a un mayor conocimiento de la marca a nivel global. Por lo tanto, la compañía podría conseguir una mayor rentabilidad y rentabilizando de esta manera el gran crecimiento que lleva la empresa en los últimos 5 años.

Otros post que te pueden interesar